Archivo de la etiqueta: Leo Brouwer

Homenaje a Harold Gramatges en festival de música de cámara Leo Brouwer

Los textos Dos canciones, de José Martí, Espera de Mirta Aguirre, Josefa y José de El Cucalambé y Tierra de azules montañas de Nicolás Guillén, fueron las propuestas del Coro Orfeón Santiago en el 5to festival de música de cámara Leo Brouwer que por primera vez tuvo como sede inicial a la ciudad de Santiago de Cuba.

En el Evento destacó el sentido homenaje a Harold Gramatges en el aniversario 95 de su natalicio.

El programa incluyó la obra Para la Dama Duende para guitarra y orquesta a cargo de la Orquesta Sinfónica de Oriente y la joven guitarrista Magela Oquendo, todos bajo la dirección de la maestra Cossete Justo.

El público asistente a la Sala dolores, sede santiaguera del Festival Leo Brouwer, fue testigo del excelente desempeño de los jóvenes que hoy integran la cincuentenaria orquesta, en la interpretación de las obras Sinfonía Simple para orquesta de cuerdas y Guía orquestal para jóvenes para orquesta sinfónica, en una noche en la que también se rindió tributo al inglés Benjamín Britten en su centenario.

Presentaciones de libros y revistas, conferencias y concientos se incluyeron en este festival que ahora se traslada al occidente del país, pero que sin dudas quedará por siempre entre los grandes momentos de la vida cultural de esta tierra.

Un triste incidente en apertura de festival Leo Brouwer

Este 24 de septiembre abrió sus cortinas imaginarias el festival de música de cámara Leo Brouwer, por primera vez en Santiago de Cuba, ciudad de grandes músicos. Sin embargo un lamentable incidente impide que hoy los televidentes de Santiago de Cuba, el país y hasta del mundo tengan los detalles de lo acontecido allí pues el equipo de reporteros fue expulsado de la sala de conciertos dolores por Douglas Vistel, integrante del duo Cello Capriccioso, primero en presentarse en la noche inaugural.

El citado artista, santiaguero por demás, aprovechó la primera pausa para delante de todo el público y actitud grotesca decirle a la televisión que se retirara de la sala alegando que le molestaba que realizaran cualquier movimiento durante su ejecución.

Por supuesto que inmediatamente el equipo que debía reportar la inauguración de tan importante evento salió de la sala para que continuara la programación de la noche. Sin embargo antes de que pudiéramos irnos del recinto numerosas personas incluidas los organizadores del evento tanto por Santiago de Cuba como por la capital del país se acercaron a pedir disculpas por la actitud poco consecuente de Douglas Vistel.

Sin salir aun de nuestro asombro les preguntamos si en algún momento el artista había manifestado su deseo de no ser grabado para la televisión, o si había expresado este tipo de molestias y no se nos había informado y todos desconocían que le desagradaba la presencia de este medio en sus presentaciones, pues es sabido que para hacer un reporte de un hecho como este el camarógrafo debe desplazarse por la sala para poder dar variedad de planos y ángulos al trabajo, y que se necesita reforzar con luz portátil los espacios donde hay carencia de la misma.

La conclusión fue que no se sabía nada al respecto y este hecho impidió la cobertura televisiva de la gala inaugural de un festival tan esperado en Cuba y Santiago en particular. Como es conocido todos no pueden asistir a las salas de conciertos y muchos esperan los reportes televisivos para conocer los detalles de los eventos.

Son muchos los conciertos a los que esta y la televisión santiaguera ha dado cobertura en la ciudad de Santiago de Cuba, y siempre ha existido buena comunicación y camaradería con los protagonistas. El mundo ha conocido a través de nuestro trabajo de las excelentes presentaciones de figuras como Frank Fernández, José María Vitier, el maestro Pérez Mesa, por solo citar algunos, y todos han hecho saber a la televisión, de manera discreta y hasta humilde, a través de sus representantes, los organizadores, familiares y hasta directamente muchos, que cosa los podría desconcentrar o molestar durante sus ejecuciones y siempre hemos realizado nuestro trabajo con el cuidado merecido. Incluso cuando han existido situaciones en las que sin desearlo nuestro trabajo los ha molestado han tenido la delicadeza de expresarlo en u marco estrecho y siempre hemos ofrecido nuestras disculpas.

El respeto al trabajo del otro, la educación para con todos los asistentes a una actividad pública como esta, la humildad de nuestros artistas han sido siempre pilares de nuestra sociedad, por eso consideramos lamentable que este incidente negativo haya impedido el reporte de la gala inaugural del festival Leo Brouwer, una figura cimera de nuestro país al que los santiagueros admiran. Admiración que fue demostrada cuando colmaron la sala Dolores en agradecimiento a que se escogiera esta ciudad para el desarrollo de parte de este festival, y aparte de lo sucedido estamos convencidos de que será un festival a la altura de este pueblo. Pues como expresara el maestro Daniel Guzmán en las palabras de apertura nos sentimos honrados y desde ya le decimos que puede contar con esta ciudad como subsede del evento en todas las ediciones venideras si así lo considera.

En próximos reportes esperamos contarles detalles positivos del desarrollo del festival de música de cámara Leo Brouwer, como ha sido desde el inicio nuestro. El agradecimiento a los que desde el momento del hecho y posteriormente vía telefónica nos han expresado su solidaridad. Nuestro deber es informar al pueblo de todo lo que acontezca en materia cultural en Santiago de Cuba y lo continuaremos cumpliendo con la mayor dignidad del mundo, aún cuando algunos artistas (aclaramos que primera vez que tenemos esta amarga experiencia) se pongan “pesados” como autodefiniera su actitud el propio Douglas Vistel al concluir su trabajo.