Archivo de la etiqueta: CELAC

Latinoamérica, Martí y la CELAC

29 ene. martha
Hoy cuando en Cuba se vive el momento histórico de la celebración de la segunda cumbre de la CELAC, se encuentra más vigente que nunca el pensamiento latinoamericanista de José Martí, reflejado de modo excepcional en su ensayo Nuestra América.

“Los árboles se han de poner en fila para que no pase el gigante de las siete leguas. Es la hora del recuento y de la marcha unida, y hemos de andar en cuadro apretado, como la plata en las raíces de los andes”: Sentencia que marca el camino a seguir.

Al respecto la Doctora Martha Fuentes Lavaut, Secretaria Ejecutiva de la Sociedad Cultural José Martí Filial Provincial Santiago de Cuba, nos aporta significativos argumentos para la reflexión.

“La esencia del latinoamericanismo martiano está en la unión y el respeto a las particularidades propias de cada pueblo, a las identidades que se constituyen en fuerza y energía para el combate con la otra América, la del norte, diferente en historia y costumbres e idiosincrasia”.

“Pero esa unidad debe partir del conocimiento común: El deber urgente de nuestra América es enseñarse como es, una en alma e intento, vencedora veloz de un pasado sofocante, manchada solo con la sangre de abono que arranca a las manos la pelea con las ruinas, y la de las venas que nos dejaron picadas nuestros dueños, por eso en el ensayo Nuestra América aparece reflejado en su madurez los elementos sustanciales de ese pensamiento. Por que en el reconocimiento del valor de lo propio, de nuestra identidad se alza el orgullo de ser americanos.”

Una América con grandes fortalezas y puntos comunes, que hace posible la apertura al mundo, cuidando siempre no perder las características propias de sus culturas.

“Para Martí la fuerza de nuestra América está en: la unidad en la diversidad para alcanzar estadios superiores en todos los aspectos de la vida social de cada país latinoamericano, la integración cultural y ética para la vida del hombre latinoamericano, respetando la diversidad, y un gobierno nacional propio que responda a ¿Qué queremos ser?, gobiernos propios sin mimetismos, donde lo propio nacional no se subordine a ideas y pensamientos foráneos avasalladores o comprometidos en alianzas de dominación”

Una obra devenida proyecto sociocultural, que hoy compromete y sirve de guía a las presentes y futuras generaciones de latinoamericanos.

“En la que aparecen elementos sustanciales tales como: sentido de identidad continental; concepción de cultura como totalidad, conjunción de lo bueno, lo bello y lo verdadero; reconocimiento del papel de las relaciones sociales naturaleza-hombre-sociedad; importancia de la historia como base del conocimiento; necesidad de crear el conocimiento sobre la base de datos objetivos.”

Con objetivos comunes según nos explica Fuentes Lavaut: “hacer ver a nuestros pueblos la necesidad de esquivar el tránsito hacia la modernidad por el camino recorrido por el vecino del norte, y propiciar que nuestros pueblos generen los elementos defensivos que les permitan resistir a la agresiva convivencia con el imperialismo norteamericano y sobrevivir a ella.”

Y he aquí el papel importantísimo de la CELAC, pues “la que está haciendo cumplir la alborada martiana en Latinoamérica: Unidos en la diversidad, una sola identidad de avanzada en la integración de América Latina y el Caribe; es, en esta hora del recuento, la real marcha unida para la independencia y el desarrollo.”

Mausoleo a José Martí: sitio de homenaje perenne al Héroe Nacional

Inaugurado el 30 de junio de 1951 el mausoleo a José Martí está conformado por un conjunto arquitectónico de 26 metros de alto y 86 de largo.

En su parte frontal consta de una calle peatonal de mármol que comunica el exterior de la necrópolis con el monumento y que lo atraviesa hasta los límites posteriores del terreno. Está enmarcado por 28 monolitos representando los 28 campamentos donde estuvo Martí cuando participó en la guerra desde su desembarco por Playitas hasta su caída en Dos Ríos. En Cada monolito se puede leer el nombre del campamento y un Pensamiento Martiano.

La parte superior tiene forma hexagonal y en cada arista se ubica una cariátide representando las 6 antiguas provincias de Cuba, mientras en el interior, están los escudos de estos territorios.

Justo en el centro del mausoleo se encuentra la cripta funeraria confeccionada en bronce donde reposan los restos del apóstol, que descansan sobre tierra traída desde todos los países de América. La misma está cubierta con la bandera cubana y acompañada por un ramo de flores.

La escultura de José Martí, está hecha en mármol italiano de Carrara, que por su color blanco simboliza la pureza de los ideales de un Martí que se muestra sentado, meditativo y presto a escribir. Es esta una digna representación del maestro, poeta, escritor, periodista, intelectual y preocupado por la situación de los pueblos de nuestra América.

Está ubicada en el deambulatorio y se encuentra de frente al este por donde nace el Sol en el oriente de la isla. Desde este sitio los visitantes pueden tener mayor visión de la escultura y la parte interior del conjunto arquitectónico.

En lo alto se encuentra el lucernario, el cual posibilita la entrada de luz natural durante el día, y en determinados horarios da paso a los rayos solares para que se reflejen directamente sobre la urna funeraria.

También están presentes aquí los escudos de 20 Repúblicas de América colocados en orden alfabético.

El 19 de mayo de 2002 en saludo al 107 aniversario de su caída en combate en Dos Ríos inicia la Guardia de Honor en homenaje al Héroe Nacional. 5 años después el 30 de julio del 2007 el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Raúl Castro Ruz inaugura la llama eterna.

Apacible y majestuoso, entre las palmas y los rayos del sol es este un sitio de homenaje perpetuo al hombre sincero de los versos sencillos, al autor intelectual del Moncada, al organizador de la guerra emancipadora de 1895, a un hijo consagrado de América cuyo pensamiento “Con todos y para el bien de todos”, continúa mostrando hoy el camino seguro para la indepencia definitiva de la patria Grande.