Hotel Casa Granda: un siglo de modernidad y confort


Modernidad y confort han caracterizado a lo largo de la historia al Hotel Casa Granda que este 10 de enero llega a un siglo de existencia, para orgullo de los habitantes de la ciudad de Santiago de Cuba.
Sin embargo su historia se remonta unos años más atrás. Y es que según datos de la época la familia Fernández de Grande, propietaria de estos inmuebles, los utilizaba como hospedería desde finales del siglo XIX.
Ya en 1909 la Cuban Railroad Company los adquiere con la finalidad de construir una instalación dedicada al hospedaje y el proyecto le es encargado al ingeniero Carlos Segrera. Solo 7 meses duró la ejecución de la obra y el 10 de enero de 1914 marcó su fecha inaugural.

“Uno de los mejores hoteles de la República, montado perfectamente al estilo europeo”. Así lo calificaban notas de la jornada de apertura.
La construcción se concibió a partir de un sótano o basamento, que sirvió de adaptación a las pendientes de las vías donde se enclavó. Sobre este se dispusieron cuatro pisos: en el primero se encuentran el lobby, restaurante y cafetería, con una hermosa vista hacia el parque Céspedes. Los restantes pisos se destinaron a las habitaciones. Es en 1916 que se diseña y construye el roof garden, un sitio desde donde se accede a impresionantes imágenes de la ciudad.

La fachada de esta centenaria edificación se distingue por la majestuosidad y sobriedad de los elementos que la componen. En su conjunto regalan una imagen elegante y mesurada a todos aquel que se decida a recorrer las calles del centro histórico de Santiago de Cuba.

Hoy cuando la ciudad toda festeja los 100 años del hotel Casa Granda, su colectivo de trabajo mantiene un servicio de calidad, en el que se resaltan las tradiciones de esta región de Cuba a través de las propuestas culturales que se brindan a los clientes.

Hotel Casa Granda

Hotel Casa Granda

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*