Archivo por meses: Octubre 2013

II Simposio de Escultura Ambiental “René Valdés Cedeño del 1 al 30 de noviembre en Santiago de Cuba


Contribuir al mejoramiento de la imagen visual de la ciudad de Santiago de Cuba convoca nuevamente a creadores de todo el país del 1 al 30 de noviembre durante la realización del II Simposio de Escultura Ambiental “René Valdés Cedeño”.
Un evento que según trascendió en conferencia de prensa estimula la creatividad en función de la belleza de esta caribeña ciudad. “Porque Santiago de Cuba es una ciudad que pide de color, pide de diversidad, y es muy bueno cuando tu le dices al artista mira ahí tienes mármol, pero también tienes metal, y si quieres algún otro material proponlo, eso ayuda a la creatividad del artista”, según comenta Alberto Lescay Merencio, director de la Fundación Caguayo para las Artes Monumentales y Aplicadas.
Propiciar el intercambio profesional entre escultores de reconocido prestigio nacional e internacional cuenta entre los objetivos del encuentro. Por ello se prevé la presencia de importantes escultores nacionales como José Villa (Premio Nacional de Artes Plásticas), Rafael Consuegra, Pedro Pulido, Julio César Pérez, Mario Trenard, Carlos Parra, Ramón Casas; Luis Silva, José M. Díaz (Mayim-B), Jorge Romero, Enrique Angulo y el emplazamiento de una obra del japonés Yoshida Mitsumasa..
Las obras serán realizadas en el Taller Caguayo y una vez terminadas serán ubicadas en importantes espacios urbanos como el paseo de la Alameda, el reparto Versalles, el Aeropuerto Internacional Antonio Maceo, los altos de quintero y la avenida Victoriano Garzón.
El II Simposio de Escultura Ambiental “René Valdés Cedeño” auspiciado por el Consejo Asesor para el Desarrollo de la Escultura Monumental y Ambiental (CODEMA) y la Fundación Caguayo para las Artes Monumentales y Aplicadas.

Grupo de Teatro A dos Manos ya cuenta con sede propia en Santiago


Luego de trece años como trotamundos los actores de A dos Manos tienen una sede propia. El cine teatro El Quijote, antiguo Latinoamericano, se acondiciona para que Nancy y Dagoberto continúen su para nada utópica cabalgata.
A partir de ahora aquí estará el centro de un proyecto comunitario que promocionará todas las manifestaciones artísticas, desde el teatro, la danza, las artes plásticas y la literatura.
45 años de trabajo en las tablas suman ya Nancy y Dagoberto. Maestría artística que mereció el reconocimiento de las máximas autoridades del partido y el gobierno de Santiago de Cuba.
La carrera de estos emblemáticos actores del teatro santiaguero contemporáneo se encuentra vinculada a grupos como el Conjunto Dramático de Oriente, el Cabildo Teatral Santiago, Calibán Teatro, Gestus, Palenque y A dos Manos, su proyecto personal. La exposición de instantáneas sobre sus actuaciones los motiva hoy al reencuentro con personajes de gran significación en sus vidas.
Nancy Campos y Dagoberto Gaínza han desarrollado una incansable labor en el rescate del teatro de relaciones y la formación de nuevos actores. Empeño que sin dudas continuarán desde El quijote.

Tradición e identidad: conceptos tangibles en el día a día de los santiagueros


Tradición e identidad son conceptos tangibles en el día a día de los santiagueros. El modo de hablar, de reír, de ver la vida y de soñar los distingue y configura. Como fieles seguidores de las generaciones precedentes sus hijos defienden y preservan las tradiciones adquiridas de la influencia de africanos, españoles, franco-haitianos, indígenas, lo que los ha hecho poseedores de una fisonomía muy particular.

Identidad que resume Rodulfo Vaillant, presidente del Comité Provincial de la UNEAC en Santiago como “Una identidad peculiar que se ve reflejada en la caballerosidad del santiaguero, en la forma de vestir, en su forma de hablar. Al santiaguero le gusta bailar, jaranear, es amante de lo popular, y esas son cosas que lo van distinguiendo; teniendo en cuenta además su hospitalidad, el ser ameno, el tener esa característica de conocer una persona y en pocos minutos brindarle lo que tiene”.

La presencia de la primera casa, el primer museo, El Castillo San Pedro de la Roca, las ruinas de los cafetales franco haitianos, entre otros sitios, hacen de Santiago una ciudad privilegiada e influyente en la cultura nacional. El surgimiento del son, el bolero, la trova, la conga, la tumba francesa, los carnavales, la poesía romántica, la naturaleza muerta como estilo pictórico, el teatro de relaciones, son expresiones que resaltan.

“Pero quizás hay un núcleo que es histórico, que es sus vocación por la justicia, por la libertad. El santiaguero es una persona amante de la libertad sino no existiera un camposanto lleno de Generales de la Independencia, y el santiaguero de alguna manera se ha marcado por ese hecho telúrico. De ahí quizás su intranquilidad, su incapacidad de admitir la injusticia” agrega al tema el profesor universitario René Fidel González García.

Y aunque algunas costumbres como la de dar serenatas, tan arraigada en el siglo XIX y principios del XX, y el teatro de relaciones con su carácter eminentemente popular corren el riesgo de desaparecer a pesar del esfuerzo de muchos, los santiagueros están conscientes de que defender la tradición es defender la propia vida de la sociedad.

45 años de vida artística: un punto de partida para los actores Nancy Campos y Dagoberto Gaínza


Bautizados como el quijote y la quijotesa Nancy Campos y Dagoberto Gaínza suman ya 45 años regalando arte y amor. Por ello el Comité Provincial de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba se suma al homenaje que por estos días les ofrece la ciudad de Santiago de Cuba.

Ante el agasajo Nancy revela que estos 45 años realmente no le parecen ciertos porque ella no los siente, más cuando tiene tantas ideas, motivaciones y proyectos por hacer aún. Por su parte Dagoberto siente mucha alegría, mucha satisfacción de llegar a este punto de su carrera.

Sin embargo, jóvenes de espíritu, Nancy y Dagoberto, fundadores del grupo teatral A dos manos, confiesan sentirse con energías para continuar el trabajo creativo junto a los jóvenes que hoy los acompañan. Sobretodo cuando falta poco para llegar a una meta que sin dudas constituye un nuevo comienzo.

Y es que el proyecto sociocultural El Quijote, que muy pronto verá la luz en el local del antiguo cine Latinoamericano de Santiago de Cuba, situado en la avenida Victoriano Garzón, ocupa por estos días los corazones de estos dos queridos hijos de Santiago.

Al homenaje se sumaron también amigos y compañeros de trabajo, quienes desde el escenario les desearon a Nancy y Dagoberto muchos años más de buen arte para bien de su público.

Muchos son los personajes que vienen a la memoria al recordar estos 45 años de trabajo, dice con orgullo Dagoberto Gaínza: el Santiago Apóstol que tanta satisfacción le ha dado, el inmenso Quijote, el negrito de El Macho y el Guanajo, Tartufo, la representación de Máximo Gómez, por solo mencionar algunos.

Para Nancy el cariño y la amistad de tantos buenos actores: unos ya fallecidos, otros aún en las tablas, le ha marcado durante toda su carrera, pues considera que actuar es un trabajo de equipo, donde todos aportan al buen desarrollo de una obra.

Esperamos entonces que la inauguración del proyecto sociocultural El Quijote, sede del grupo A dos manos, sea tal y como está previsto un nuevo comienzo para Dagoberto Gaínza y Nancy Campos, compañeros en la vida y el arte, insignes hijos de Santiago de Cuba, una ciudad que los admira, pues al decir de Dagoberto, en sus calles ha quedado la huella de sus cuerpos.