Davisín: una nueva historia que compartir

Davisín

Ser una persona especial generalmente tiene sus ventajas: ser reconocido, disfrutar de privilegios, poseer cualidades envidiables. Pero ninguna de estas se aplica a la historia de mi Davisín. Él es una persona especial por sobreponerse a la enfermedad que padece, por se amado con locura por su familia, por desatar buenos sentimientos en todo el que lo conoce: bondad, solidaridad, amor.

Pero el ser un niño especial, que convive con el síndrome de Werning Hoffman, también nos lleva a los que estamos a su alrededor a valorar todas las pequeñas cosas o cambios que se producen en la niñez, que a veces por comunes pasan inadvertidos para otros padres, abuelos y tíos.

Les cuento que la nueva historia que hoy comparto hizo que a Nela, la superabuela de Davisín le subiera la presión arterial, a mi me diera un ataque de alegría y a su padre, abuelos y tío les causara tal asombro que no salían de la sorpresa: “a Davisín se le cayó su primer diente”.

Sí, que nadie me acuse de exagerada, es motivo de alegría y euforia. Significa que un niño que según los especialistas está destinado a una vida llena de penurias y padecimientos hasta la muerte, con apenas dos años de esperanza de vida, sobrepasó los pronósticos y entró en una nueva etapa de vida. Es duro para mí admitir esto, pero me da fuerzas para continuar en esta carrera por la vida de Davisín.

Es un regalo, una dicha y una esperanza. Llegó en un momento de ansiedad y trajo la calma, pues apenas me adaptaba a la idea de que no pudiera asistir a la escuela como los niños de su edad que ya cursan el preescolar. Una nueva tarea para la madre, que después de ser periodista tuvo que aprender a ser fisioterapeuta, logopeda, defectóloga, psicóloga y médica, ahora también tiene que ser maestra.

Espero les cause alegría esta nueva historia de Davisín, un niño con cara de hombre como dice su tía Coral, una colega.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*