Historias del carnaval santiaguero (II)


El carnaval o fiesta de mamarrachos acogió a los emigrantes provenientes de tierras hermanas del caribe y permitió que desde su seno se mantuvieran vivas las tradiciones de sus culturas originarias. Desde entonces los cabildos han estado presentes con sus costumbres y peculiaridades.

Bailes, cantos, coreografías y suntuosos vestuarios son exhibidos por las calles de las barriadas santiagueras con la anuencia de los amos quienes en no pocas ocasiones disfrutaban de lo contagiosos de sus ritmos. Y como fiesta popular el carnaval siempre se ha caracterizado por arrastrar grandes masas de público.

Entre los elementos que destacan desde el siglo XIX está la corneta china proveniente de los barrios chinos, instrumento que se fusiona con los toques de tambor y el resto de los instrumentos de percusión utilizados para los toques de conga.

El carnaval santiaguero, salido de las clases más humildes de esta sociedad también se encuentra fuertemente ligado a la beligerancia de los cubanos por su independencia. Cuentan que sirvió de fachada a muchos mambises, quienes disfrazados y aprovechando el alboroto propio de estas festividades se llegaban hasta sus hogares para saber de sus seres queridos.

Ceremonias que tal como recoge la historia de nuestro país, sirvieron de frontón a los asaltantes al Cuartel Moncada, para trasladarse a la ciudad y posteriormente protagonizar una de las páginas más gloriosas de nuestra gesta libertaria.

En el carnaval se juntan lo místico, lo profano y lo cultural, para dar paso a un evento que aún con los toques de modernidad de la actualidad mantiene viva su esencia: la resistencia.

Be Sociable, Share!

Un pensamiento en “Historias del carnaval santiaguero (II)

  1. Pingback: Tweets that mention MUSILLA TRAVIESA » Historias del carnaval santiaguero (II) -- Topsy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*