Archivo por días: 3 Febrero 2010

Mujeres en el Periodismo Cubano II

p10116341
La presencia de las mujeres en las redacciones de los periódicos cubanos se fue haciendo más habitual en la seudo república. Nuestras periodistas estuvieron muy vinculadas a la lucha contra la tiranía, y con valentía sufrieron atropellos, persecuciones, cárcel y exilio debido a su posición intransigente contra la dictadura.

La presencia de la mujer en el periodismo se fu haciendo cada vez más firme. Encamina su trabajo a los planos económicos, políticos y sociales. Ataca con mayor fuerza las injusticias, defiende los derechos de las masas, de esos que estaban obligados a guardar silencio y a sufrir.

Entre ellas algunas como Renée Méndez Capote, que proviniendo de familia acomodada, lo hizo todo a un lado y se dedicó la periodismo, al periodismo revolucionario y sacrificado. Meriblanca Sabas Alomá quien tuvo que alternar el estilo directo con la ironía para poder ejercer el periodismo en beneficio del pueblo. Dolores de la Torriente y Urdanivia, que con destreza y agilidad puso su pluma al servicio del Partido Comunista de Cuba creado en la década del 30. O la magistral Mirtha Aguirre quien dijera acerca de la mujeres el periodismo que “tenemos excelentes periodistas y nuestras mujeres no tienen nada que envidiar a sus colegas hombres, al punto de que si estos tuviesen que dedicarse a otras actividades, nuestras revistas y nuestros periódicos no habrían de perecer por eso”.

Y fueron muchas las que se incorporaron en mayor o menor grado a las luchas populares. Escribieron en órganos clandestinos e internacionales defendiendo los derechos cercenados por la tiranía batistiana.

Dos ejemplos ilustrativos son la labor ascendente de Ernestina Otero Hernández, la primera periodista que subió al a Sierra Maestra a recopilar información sobre los crímenes cometidos por los soldados con los campesinos y que posteriormente se convierte en corresponsal guerrillera, enviando sus trabajos a medios internacionales. Y la joven internacionalista Haydee Tamara Bunke, más conocida por Tania La Guerrillera, que comenzó sus estudios d periodismo en nuestro país y recibió el título post mortem, en reconocimiento a su labor como divulgadora de las ideas revolucionarias de Cuba y en defensa de los pueblos latinoamericanos. Ella que más que un solddos de la palabra y de las ideas esgrimió también el fusil para contribuir a la felicidad de los oprimidos.

La periodista cubana luego del triunfo revolucionario ocupa su puesto y es reconocida en igualdad con el hombre, ocupa cargos y realiza cualquier tarea que se le encomiende. La vemos día tras día dedicada al trabajo creador, a la defensa de las ideas revolucionarias, al desarrollo cultural, político y social del pueblo.

La mujer periodista en la sociedad actual no es discriminada y cumple sus funciones desde los lugares más difíciles, incluso como corresponsales de guerra, y toma conciencia así en la ideología como en la práctica, de su lugar cimero e imprescindible en la construcción del socialismo.

Muchos son los ejemplos de mujeres con resultados destacados en el periodismo cubano actual. Laboran en órganos especializados, se desarrollan en las más variadas temáticas entregándose por completo a su profesión. Lugares trascendentales en la historia más reciente lo ocupan Martha Rojas y Ana Núñez Machín, entre otras que de forma valiente y abnegada ejercen la profesión dentro y fuera del país. Para ellas el mayor de los reconocimientos es el cariño y la admiración del pueblo revolucionario.