Declaraciones Excelentísimo señor Juan Ramón Elvir, Embajador de Honduras en Cuba en Conferencia de Prensa ofrecida en Santiago de Cuba.

En Honduras tradicionalmente la cultura popular se ve como una cosa marginal, pero el presidente Zelaya le ha dado una atención diferente a la cultura popular, a la gente que está en los pueblos, en las comunidades fortaleciendo esa identidad que se da a través de la cultura. Es así que el grueso de los participantes de la delegación hondureña eran grupos desconocidos a nivel nacional e internacional pero muy conocidos en sus comunidades, porque representan la esencia de lo que es el pueblo. Ese tipo de actitudes del Presidente Zelaya le fue generando el odio de las clases dominantes, porque así como el incorporó al pueblo a la cultura incorporó al pueblo a las decisiones del estado. El invitaba a los dirigentes de los pueblos originarios a que llegaran a las oficinas del gobierno a intercambiar a conversar. Todo eso fue generando un odio terrible entre las élites de poder, más cuando el decidió aumentar el salario mínimo, para que por lo menos las personas pudieran comer, porque hay personas que no les alcanza ni para eso.

El mismo día que el aprobó el salario mínimo le impusieron más de cien demandas diciendo que estaba empobreciendo las empresas. Lo calificaron de populista, que era un chavista, un comunista. Esas cosas fueron exacerbando el odio de las clases dominantes. Y la gota que desbordó el vaso fue cuando el decidió preguntarle al pueblo cómo quería ser gobernado. A partir de ahí utilizaron todos los medios para sacarlos de poder. Eso ha sido así desde siempre, desde que Honduras conquistó la independencia formal de España.

La aristocracia acostumbra utilizar los dirigentes, porque los que aparecen allí como dirigentes del golpe no mandan, son instrumentos. Pero lo lamentable de todo estos es que este golpe daña la imagen del país, nos está exhibiendo como un país atrasado, donde no se respetan las leyes, que son las que la misma burguesía ha establecido. S i nos había costado mucho tiempo que el ejército fuera respetado por el pueblo, porque ya lo tenía, costó 30 años. Después de aquellos años de terrorismo, de torturas, costó que el ejército recuperara una imagen, que con esta actitud la ha perdido totalmente. Muestran un ejército brutal, es lo que ha salido al mundo cómo están tratando a la población armada solo con su propia valentía. Son grandes daños los que han causado a la democracia hondureña.

Por otro lado ha propiciado que Latinoamérica se una. Porque con este precedente nadie está seguro cuando los poderosos no tengan a alguien que cumpla sus órdenes. Y lo que pasó es que el Presidente Zelaya no se doblegó ante ellos. Le hicieron varias propuestas que él no aceptó porque pretendían utilizar los recursos del gobierno en proyectos que solo beneficiaban a las empresas de la élite.

Y se dieron los hechos del 28 de junio, un día amargo en la historia no solo de Honduras sino de Latinoamérica. Pero gracias a Telesur el mundo conoció todo lo que estaba pasando, y posteriormente Cubavisión Internacional se sumó a la denuncia. A través de estos medios el mundo se dio cuenta de la magnitud de lo que estaba ocurriendo en Honduras. Fue roto el cerco mediático que cerró las emisoras que estaban ocurriendo la verdad de lo que estaba pasando. Todos esperaban el inicio de la consulta popular, ese era el día de la encuesta popular.

A partir de ese momento comenzaron las acciones de solidaridad, de apoyo y de aliento. Nos reconforta la decisión de la comunidad internacional que ha dicho NO A LOS GOLPISTAS. Este evento nos permitió demostrar también que el pueblo hondureño es un pueblo decidido. Las manifestaciones de repulsa al golpe han ido creciendo, a pesar de todos los controles militares, de los atropellos. Los amenazan con perder sus empleos, y a pesar de todo eso los partidarios del presidente constitucional están firmes en sus posiciones, y van a segur ahí hasta que el presidente regrese.

Los golpistas ya están dando señales de debilidad, porque el hecho de que estén reclutando por la fuerza a jóvenes de 15 años para ponerles un uniforme y enviarlos contra el pueblo es señal de debilidad. Y eso también está siendo denunciado.

El apoyo de la comunidad internacional ha sido muy importante pero es el pueblo hondureño el que va a llevar a su presidente nuevamente al lugar que le pertenece por derecho constitucional. Soy optimista y sé que va a haber un final pacífico sin derramamiento de más sangre del pueblo hondureño

Be Sociable, Share!

Un pensamiento en “Declaraciones Excelentísimo señor Juan Ramón Elvir, Embajador de Honduras en Cuba en Conferencia de Prensa ofrecida en Santiago de Cuba.

  1. avatarSUSAN

    Que bueno que haya gente como el emabajador hondureño Juan Ramon …le felicito por hablar tan claro…..VIVA EL PARTIDO LIBERAL Y VIVA MEL…

    OJALA TODO SE SOLUCIONE….yo no estoy deacuerdo con micheleti…lo que pasa es que micheleti ya dias se queria sentar en la silla presidencial,y como no pudo democraticamente lo hiso a la mala

Los comentarios están cerrados.